🟣 Cómo evitar los CONFLICTOS en las reuniones familiares por NAVIDAD | 2021

Los conflictos familiares pueden ser un clásico en las fiestas. Los roces con la familia política, los problemas enquistados de años o los nervios de la celebración hacen estallar el conflicto. Te damos algunas herramientas y consejos para que este año las reuniones familiares sean agradables para todos los miembros y se creen bonitos recuerdos, ya que evitar los conflictos en las reuniones familiares por navidad es fundamental para la salud emocional y mental.

Cómo evitar los conflictos en las reuniones familiares por navidad

Cómo evitar los conflictos en las reuniones familiares por navidad

Porqué se dan los conflictos familiares durante la Navidad

Si bien es cierto que para muchas familias la Navidad es una celebración llena de felicidad y armonía, para otras se convierte en un escenario de situaciones incómodas.

Entonces, ¿aumentan o disminuyen los conflictos familiares en Navidad? Pues no hay una respuesta absoluta, ya que depende, y mucho, del estilo comunicativo de cada familia. Pensemos que malentendidos y disputas pueden existir en todos los contextos, incluidos en el familiar. No podemos llevarnos bien con todo el mundo, existen personas con las que tenemos más afinidad y mayor grado de acuerdo que con otras.

En cierto modo, los conflictos familiares no suelen generarse en Navidad, sino que es en estas fechas cuando se manifiestan por el aumento del contacto o la cercanía del trato. Ya estaban ahí, latentes. Así, para algunas familias no son agradables las reuniones familiares, no les apetece estar discutiendo en esta época del año.

Cómo evitar los conflictos en las reuniones familiares por navidad

Acuerdos en la planificación de las reuniones familiares

Una mala planificación, unida a una falta de acuerdo sobre dónde y cómo va a ser el encuentro familiar, puede ser la chispa que encienda la mecha. En cierto modo llegar a un acuerdo sobre los preparativos, como por ejemplo, lugar de celebración, platos a preparar, invitados, etc…, juegan un papel esencial para evitar los conflictos familiares.

Quizás te interese nuestro artículo: 7 ideas claves de regalos para estas navidades

Temas de conversación: neutros y agradables

En algunas familias, existen ciertos temas delicados que generan polémica, normalmente los debates sobre política y la actualidad social. Por lo que hablar sobre temas en los que pueden existir posturas profundamente enfrentadas no suele ser una buena idea. Por el contrario, son mucho mejores aquellas conversaciones o discursos en los que aparecen las experiencias personales. Puedes contarle a tu familia las últimas vacaciones, alguna anécdota divertida en el trabajo, cuáles son tus hobbies… que ayuden a relajar el ambiente.

Un consumo controlado de alcohol 

Un consumo controlado de alcohol podría evitar que salgan a la luz esos conflictos no resueltos que se encuentran latentes. Es más probable que se mantenga la armonía familiar sin alcohol de por medio.

La cordialidad y el respeto para mantener la calma

En caso de producirse una situación tensa, es importante mantener la calma y recordar el objetivo principal de la reunión familiar: pasar un momento agradable y en armonía. Consiste en no dejarse llevar por un momento de ira o rabia ante ciertos comportamientos o comentarios de algunos familiares. Para ello, prueba a respirar hondo y tomar aire si es necesario. Detente a pensar sobre los motivos por los que quieres pasar un rato agradable en familia, los cuales pueden ayudarte a controlar esa rabia que a veces te generan ciertas situaciones.

Mantén el buen humor en todo momento

Tómate una dosis de buen humor, te ayudará a ver las cosas de otra manera, intentar sacar a relucir el lado gracioso a los momentos difíciles que se puedan dar, siempre y cuando hagas bromas que no resulten ofensivas. Quizás, contagies tu positividad y contribuya a que todos estéis más relajados o sino sencillamente, puedes optar por reírte por dentro y ver el lado simpático sin compartirlo, te desestresará y te dará una tregua.

Quizás te interese nuestro artículo: Cómo evitar los conflictos de pareja por navidad

Saber decir no es importante

Un tema recurrente es ceder y ceder para evitar conflictos y acabar pagándolo con nuestra salud. Es bueno ser asertivos, pero también hay que entender que tenemos nuestros límites y saber decir no. Por ello debemos pensar antes qué es lo mínimo razonable en lo que estamos dispuestos a ceder. Una persona que sabe poner límites es menos manipulable y no acabará disgustado. Eso sí, negación pero siempre con una sonrisa y amabilidad.

Como conclusión, los encuentros familiares son auténticas reuniones que juntan a varias generaciones diferentes unidas por el nexo familiar. Por este motivo, es una buena ocasión para revalorizar lo que tiene de enriquecedor compartir actividades con personas de edades distintas. Es verdad que pueden surgir conflictos debido precisamente a estas diferencias, pero con una buena actitud se pueden gestionar y hacer de las reuniones familiares momentos especiales y únicos que refuercen los vínculos de confianza, respeto y cariño entre los diferentes miembros.

Si este año te encuentras demasiado estresado y no sabes cómo gestionar tus emociones o necesitas orientación psicológica para poder reestablecer tu salud emocional, contacta con nosotros. En el Centro Arcadia BIOAGLA somos profesionales y estamos para ayudarte. ¡Llámanos!


Si estás pensando en empezar un tratamiento psicológico ya sea presencial u online te puede interesar:

¿Cuándo ir al psicólogo? ¿Cómo saber si necesitas ayuda psicológica?

¿Cómo elegir un buen psicólogo? 10 claves y consejos