Problemas de pareja | ¿Cuándo acudir a TERAPIA de PAREJA?

Las relaciones de pareja evolucionan, cambian y maduran, es decir, una relación afectiva pasa por diferentes etapas. Estas fases incluyen momentos agradables y positivos que contienen una fuerte carga emocional que en ocasiones producen problemas en la pareja, hecho que crea una gran pregunta ¿cuándo acudir a terapia de pareja?

Es natural que en las relaciones de pareja en algún momento o etapa pasen por  una situación de crisis por diferentes motivos. Las relaciones de pareja son relaciones interpersonales y por tanto nuestras creencias y nuestra manera de comportarnos van a ser determinantes a la hora de que ésta sea satisfactoria o no. Pueden ser muchas las causas de los problemas de pareja. En esta ocasión os vamos a explicar 3 de los conflictos más habituales entre las parejas.

Los 3 conflictos más comunes en las relaciones de parejas

  1. Problemas de comunicación

El diálogo es esencial para la buena marcha de la relación y es uno de los pilares básicos de ésta, ya que permite mantener el proyecto de vida en común que inician dos personas que se aman.  Si uno de los dos miembros de la relación no tiene la suficiente empatía y no es capaz de entender al otro, o si no tiene la capacidad de expresar opiniones de manera asertiva, esto puede hacer surgir conflictos importantes en la relación de pareja.

  1. Celos

Aunque los celos son específicos de una edad determinada, tienden a ser muy frecuentes en parejas jóvenes, con un grado muy bajo de madurez personal en cada uno de ellos, graves carencias en la comunicación y un tipo de vinculación insegura que acaba resultando realmente tóxica. Tampoco son específicos ni de los hombres ni de las mujeres. Los celos son algo desagradable que separa a los miembros de la pareja y los hace sentirse enormemente incómodos; sufren, en vez de disfrutar de la relación.

  1. Problemas sexuales

Los problemas sexuales son algunos pero fundamentalmente son dos los más frecuentes. Por un lado, está la falta de deseo sexual, muy frecuente en parejas de largo recorrido, tanto en hombres como en mujeres. Y por otro lado, las dificultades físicas que generan un problema en las relaciones sexuales y, por tanto, una enorme insatisfacción y preocupación. En el caso de los varones estas dificultades son, sobre todo, la eyaculación precoz y la disfunción eréctil, mientras que en el caso de las mujeres serían el dolor en el momento de la penetración y la dificultad para alcanzar un orgasmo.

¿Qué hacer para solucionar los problemas de pareja?

Ya hemos visto un desglose de los problemas más comunes que afectan en las relaciones de pareja independientemente del momento vital en el que se encuentren.  Ahora toca hablar de ¿Cómo solucionar los problemas de pareja? Para ello os vamos a dar una serie de consejos para cuando se produzcan conflictos en la pareja:

  1. Comprometerse a dialogar en caso de conflicto.
  2. Evitar caer en la falta de respeto.
  3. Centrarse en la solución del conflicto.
  4. Acudir a terapia de pareja.

¿Cuándo acudir a terapia de pareja?

Es muy importante saber que las parejas deben buscar terapia mucho antes de que sientan que la “necesitan”. En la actualidad son muchos los expertos que opinan que la terapia de pareja puede ser una parte importante de una relación. La terapia de pareja puede ser un espacio muy propicio para el re-encuentro de la pareja. Requiere la implicación activa  por parte de ambos miembros de la pareja, donde la figura del terapeuta es la de un mediador estratégico entre los muchos malos entendidos que se van acumulando en la propia historia de la relación de pareja.

Primeros indicios de que la relación de pareja se está deteriorando

Vemos siempre el lado negativo de nuestra pareja.

No se siente necesidad de estar en pareja.

Falta de comunicación.

Síntomas de que la relación de pareja está dañada

No hay planes de futuro compartidos.

Falta de relaciones sexuales.

Sensación de tristeza o depresión.

Indiferencia.

Señales que la relación de pareja está gravemente deteriorada o rota

Desconexión emocional.

Desconfianza.

Atracción hacia otras personas.

Una terapia de pareja no sólo tiene como objetivo recuperar la relación, sino también se puede realizar terapia de pareja con el objetivo de hacer que el proceso de una ruptura sea lo menos conflictiva y dolorosa posible. Es por ello, que las parejas deben ser conscientes de su situación problema, no dejar pasar más tiempo y saber reconocer cuando las parejas solas no pueden resolver el conflicto. Ya que se puede llegar a un momento irreversible en la relación. Para que la terapia de pareja sea efectiva, se necesita el compromiso, la voluntad, el esfuerzo y las ganas de hacer que la relación vuelva a funcionar.

Si te sientes identificado/a con los problemas de pareja que hemos comentado a lo largo del artículo y no sabes ¿Cuándo acudir a terapia de pareja? En nuestro centro recibirás atención personalizada. Llámanos y cuéntanos tu problema de pareja, nosotros realizamos una terapia integral personalizada, para superar las crisis de pareja, no dudes en contactar con nosotros. En el Centro Arcadia BIOAGLA Estamos para ayudarte.

Vivir sin miedo ¿Cómo superar los MIEDOS? | Claves y consejos

Todos en algún momento de nuestra vida hemos experimentado miedo, nos hemos encontrado en situaciones que nos han paralizado y se han transformado en enormes montañas por escalar y el temor a no ser capaces de conseguirlo y superar los miedos, nos ha dejado inmóviles ante tal reto.

“Temer no es un signo de debilidad, enfrentarlos es un signo de valentía”.

El miedo y la inseguridad nos invaden a todos pero de lo que se trata es que seamos capaces de lograr superar las dudas y las inseguridades que están dentro de nosotros y que nos limitan. En el momento en el que somos capaces de sobrepasar las barreras, podremos experimentar la libertad para ser nosotros mismos y alcanzar todo aquello que nos propongamos.

Tipos de Miedo

Hay muchos tipos de miedos, hay personas que temen al fracaso, otras temen a ser rechazados, el mundo entero teme no tener dinero o a no ser capaces de conseguir el éxito,  pero si nos paramos a pensar todos estos miedos ¿Quién nos los ha impuesto? Hoy en día la sociedad nos impone un sin límites de obligaciones y exigencias, pero acaso todas esas exigencias y etiquetas sociales son las que nos hacen verdaderamente libres y con las que verdaderamente nos sentimos felices y realizados.

“Cuantas cosas perdemos por miedo a perder”.

Paulo Coelho

Sentir miedo no es el problema, el miedo no es el obstáculo el problema reside en quedarnos estancados sin avanzar, sin progresar sin crecer. El miedo nos enseña a saber valorar nuestros esfuerzos, a reconocer nuestros logros y amar todo aquello que se ha conseguido a través de las victorias del alma. La cuestión no es vivir sin miedo sino de no quedarnos atrapados en sus limitaciones.

Estamos viviendo una época llena de cambios históricos apasionantes y decisivos. Un período de cambios exponenciales que abarcan todos los campos del ser humano en nuestra vida diaria que van de lo económico, social, personal a lo espiritual. Es un momento en el que si queremos salir adelante, tenemos que atravesar un profundo proceso de transformación, reinventarnos a nosotros mismos, reinventar nuestra realidad.

¿Cómo superar los miedos?

Podemos preguntarnos ¿Cómo soy capaz de enfrentarme a mis miedos? Hay muchos tipos de miedos al igual que hay muchos tipos de personas, pero lo principal es que la intención de superación cuenta y es por donde debemos empezar.

  1. Aceptar el miedo
  2. Reflexionar el porqué del miedo, sus causas y consecuencias reales
  3. Sal de tu zona de confort poco a poco
  4. Enfréntalo con valentía ¡Tú eres Capaz!

El sentimiento de temor principalmente se alimenta de las inseguridades y de la desconfianza. En muchas ocasiones estas inseguridades se fomentan a partir de los pensamientos negativos que se tornan repetitivos. En ocasiones estos pensamientos negativos son consciente y en otras son inconsciente. Es por ello, que debemos aprender a reciclar y filtrar nuestros pensamientos.  Las palabras son poderosas, le dan forma a nuestros pensamientos, nos hacen valiente, nos inspiran, edifican nuestro espíritu y nos liberan. Es por esto, que es de suma importancia escoger de forma correcta lo que hablamos y lo que escuchamos, pero sobre todo debemos estar atentos a lo que pensamos de nosotros mismos y de las cosas que nos suceden.

“El éxito en la vida no se mide por lo que logras, sino por los obstáculos que superas”.

Tenemos el control y debemos utilizar ese poder, la clave es actuar, hacer algo para comenzar a construir nuestra confianza. Es importante que no nos sintamos culpables o castigarnos por ser nuestros propios saboteadores. Tenemos que identificar la raíz de nuestro miedo y estar seguros de que queremos y somos capaces de luchar contra él. Esto lo haremos a través de la paciencia, el amor, la disciplina, determinación y si es necesario buscando ayuda de un profesional.

Os invitamos a que os preguntéis ¿vale la pena vivir con miedo? ¿Cuál es el beneficio que obtengo de esto? ¿Hay algo que pueda hacer para cambiarlo? ¿Por qué prefiero vivir desde la impotencia y no desde la plenitud? Las respuestas surgen solas, reflexionemos y tomemos la acción ¡El cambio está en cada uno de nosotros!

Si te encuentras en un momento de tu vida en que necesitas ayuda de un profesional para superar tus miedos, no dudes en contactar con nosotros. En el Centro Arcadia BIOAGLA Estamos para ayudarte.

Claves y técnicas para ser más asertivo en tú vida

La asertividad es un concepto que está muy ligado a lo que se conoce como Inteligencia Emocional y tiene una repercusión directa a la forma que tenemos en comunicarnos con los demás y con nosotros mismos. Ser asertivo es comunicarse de forma efectiva, es decir, transmitir lo que sentimos o pensamos de forma firme, respetuosa y empática con los demás y con uno mismo. ¿Quieres conocer 5 claves para ser más asertivo en tu vida?

5 Claves para ser más asertivo

1- El primer paso para ser más asertivo es conocer el origen del problema.

2- Reemplaza tus pensamientos negativos por pensamientos positivos y constructivos.

3- Comprende que la gente no puede leerte la mente y saber lo que piensas o sientes.

4- No existe la verdad absoluta. Aprende a comprender que “tu” verdad, no es “la” verdad de los demás.

5- Asume la responsabilidad de tus propios problemas y acciones.

3 Técnicas para desarrollar la capacidad de la asertividad en nuestra comunicación

Técnica de la pregunta asertiva: cuando alguien nos dice algo que nos molesta, enfada o entristece. Antes de hacer una valoración a nuestro juicio de la situación y empezar una pelea es bueno preguntar para que la otra persona nos clarifique qué quiere decir con sus palabras, para entender su punto de vista. Esto nos permitirá poder llegar acuerdos sin necesidad de enfados.

Autorevelación: esta técnica trata en exponer en primera persona cómo uno se siente o que es lo que uno piensa. Al expresarnos, lo haremos de forma tranquila y directa, utilizando palabras que no hagan daño al otro sino que puedan hacer que el otro nos comprenda.

Técnica de diferenciar un comportamiento de un modo de ser: es importante hacer ver al otro que aunque incluso uno pueda haber cometido un error, eso no implica que es una mala persona. O en el caso contrario, que otra persona haya cometido un error, no significa que sea una mala persona o que lo haya hecho con mala intensión.

Como podemos ver ser asertivo requiere de tomar consciencia de uno mismo, de nuestros pensamientos y emociones. Para poder ser responsables en nuestras acciones. No siempre es fácil mantener una actitud que nos permita comprender las diferentes situaciones, personas y a uno mismo. Pero lo importante, es hacer de la asertividad una capacidad intrínseca, ya que es clave para vivir en un entorno de armonía, bienestar y seguridad con nosotros mismos y con las personas que nos rodean. Si necesitas ayuda u orientación psicológica en tu proceso de desarrollo de la asertividad puedes aprender esta capacidad con la Terapia BIOAGLA.

Beneficios del COMPORTAMIENTO CONSCIENTE en tu vida

¿Qué es el comportamiento consciente? ¿Cómo afecta en nuestra vida? ¿Cuáles son sus beneficios? Si quieres saber la respuesta a estas preguntas te invitamos a seguir leyendo.

Con tu propio control mental en tu actitud y comportamiento presente, ningún sistema de control político, ni ideológico podría adoctrinarte, ni manipularte nunca. Con tu “comportamiento consciente o C.C.” puedes cambiar la forma de percibir tu destino. Por ejemplo, una situación difícil si solo nos centramos en el problema, esto hará que te sientas impotente y estresado. Pero si en esta misma situación difícil, te centras en ¿qué puedes aprender? o ¿cuáles pueden ser las soluciones? Esta actitud de empoderamiento, te permitirá darte autoconfianza y ser más consciente de tu actitud y comportamiento.

Pruébalo y te darás cuenta de todo el control que consigues sobre tu vida, practica tu “comportamiento consciente o C.C.” y te darás cuenta de que tú estás por encima de todos tus pensamientos, sentimientos y emociones, estas por encima de tu dolor, de tu rabia, de tu impotencia, de tu tristeza.

Te darás cuenta de que todos estos pensamientos, sentimientos o emociones inadecuadas y negativos para ti, solo son como nubes en tu camino, siempre pasan, siempre forman parte del pasado de una programación de un sistema de control autoritario impuesto una y otra vez en cada generación de personas ya sea por los padres, profesores, políticos, religiones etc. Pero si te desapegas de ese sistema de creencias limitantes de miedos e inseguridades, entonces entras en un “estado paranormal de consciencia cuántica” que además de liberarte de tus creencias limitantes y de tus miedos, te libera de una mente colectiva de opresión que busca aumentar tus miedos para que estés emocionalmente débil y así controlarte. Despierta!!!

El despertar de la consciencia Cuántica

Ahora mismo ya puedes “despertar tu consciencia cuántica” y empezar a existir de otra manera, siendo dueñ@ de tu vida, eligiendo sólo lo que te hace crecer y desarrollarte como un ser humano consciente de tu poder mental y sentirte, por lo tanto, parte importante de la humanidad y de la naturaleza de este planeta, eres libre recuérdalo siempre, tú decides!!! Actualmente sabemos que el Covid – 19, es una realidad que nos afecta a todos. Y es por ello, que es importante analizar con una perspectiva analítica y crítica todo cuanto se habla sobre este tema tan importante para nuestra salud y nuestra vida. El despertar de consciencia cuántica te permite comprender esta realidad no solo desde el miedo y el estrés, sino también desde la posibilidad de ser capaz de superar esta situación difícil para todos.

Pregúntate a ti mis@: ¿Qué decides ser? ¿Cómo quieres actuar? Dejando que el miedo y el estrés se apoderen de ti. O dándote una oportunidad para ver la situación con una perspectiva más amplia. Se trata de no ser una marioneta de un sistema de control y sin valores humanos que te quita tu autoestima, tu seguridad personal y te crea miedos colectivos. Ya es hora de decidir ser dueñ@ de tu vida y de tu destino, haciendo contigo un ser humano con valores de desarrollo humano, haciendo de ti un ser consciente de tus actos y que te proporcionas un vida de bienestar, alegría, paz, amor, salud emocional, psicológica y física a ti mism@ y a tu entorno. Si deseas aprender a despertar tu consciencia cuántica y empezar a existir de otra manera, conoce la Terapia Bioagla.

EL MIEDO Y EL ESTRÉS FRENTE AL COVID-19

Tanto el miedo y el estrés son sentimientos que se originan en las personas, debido a una situación de peligro real o imaginario.  En la situación actual, nos encontramos ante una realidad de una pandemia. La percepción del coronavirus como un enemigo invisible que está en todas partes y dispuesto a contagiarno. Es una situación que crea miedo y estrés en las personas y esto afecta a nuestra salud emocional, psicológica y física.

El miedo y el estrés como respuestas de supervivencia

Conocemos o muchas veces nos han dicho que el miedo es una respuesta defensiva ante una amenaza. Es una respuesta que nos ayuda a enfrentarnos a la supervivencia de nuestra vida y adaptarnos para sobrevivir a cualquier situación peligrosa. Estas condiciones de estrés y miedo hacen que en nuestro cerebro se activen los circuitos de nuestra amígdala cerebral, que se encuentra localizada en el lóbulo temporal “así nuestro comportamiento se pone a la defensiva”.

Son importantes para nuestra supervivencia tanto el miedo como el estrés, pero aún más importante es saber autoregular ambos sentimientos. Ya que mantenerse en un tiempo continuo con estos dos sentimientos de miedo y estrés en activo, puede repercutir negativamente a nuestra salud física, emocional y psicológica. Es por ello, que es importante aprender a regular y gestionar nuestras emociones y sentimientos ante las diferentes situaciones en las que nos encontramos. 

A lo largo de la historia nos han enseñado a tener en cuenta que nuestro cerebro esta únicamente preparado para responder a las amenazas que nos provocan miedo y estrés, con dos tipos de respuestas. Estas son: o huyendo para encontrar un refugio o peleando para defendernos. 

EL MIEDO Y EL ESTRÉS FRENTE AL COVID-19

Ahora nos encontramos ante una amenaza prácticamente invisible que es el Coronavirus, pero es una realidad. Nuestra actitud ante este virus puede generar en nosotros incertidumbre, miedo, estrés, angustia, tristeza, ansiedad, depresión, etc. Ya que, por ser un virus que no se puede ver a simple vista, no sabemos en qué momento nos va a atacar y nos vamos a contagiar, por lo que, tenemos miedo y nos sentimos estresados ante este peligro. Entonces es cuando tenemos que preparar a nuestro cerebro de otra forma para enfrentarnos a una amenaza invisible y utilizar nuestro atención y concentración conscientes para aminorar nuestro miedo y estrés a esta pandemia del Covid-19

Ya que no es bueno para nuestra salud integral, mantener nuestros estados de alerta en una activación continúa y elevada.  Tenemos que mentalmente preparar otra actitud o utilizar otro comportamiento o reacción de nuestras neuronas, donde los únicos requisitos son: “actuar de forma consciente, fijando nuestra atención en el momento presente y visualizarnos haciendo actitudes positivas para nuestra vida”. Esta nueva actitud hace que entremos mentalmente en la “conciencia colectiva neurocuántica” por lo que, utilizar tu comportamiento consciente cambiará tu historia de vida, cambiará lo que te iba a suceder de no haber actuado sin poner atención o sin darte cuenta de lo que haces con tus acciones, emociones y pensamientos. 

 ¿Qué es el Comportamiento Consciente?

El “comportamiento consciente o C.C.”, es necesario para estar despierto en tu momento presente, es otra forma de existir, el comportamiento consciente o C.C. te hace tener el poder mental de crear otra realidad en tu vida. Esto no quiere decir, que la realidad del virus cambie o que no exista. Sino que cambiamos es nuestra forma de gestionar nuestras emociones y nuestra forma de enfrentar las situaciones. 

Como hemos comentado anteriormente, hay dos tipos de respuestas ante las amenazas, huir o pelear. En este caso de lo que se trata es de poner atención a tu forma de ser o a tu actitud frente a tus actos y miedos. Sobre todo, concentrarte en poner mucha atención consciente en las situaciones difíciles o conflictivas que surjan en tu vida, porque son en esos momentos donde tienes que aprender a utilizar realmente tu poder cuántico de “comportamiento consciente o C.C.” Así, estarías preparándote para disipar y disolver tus temores, tus miedos y creencias limitantes, y si aprendes a controlar tus miedos, entonces nadie, ni ninguna situación puede controlarte. 

Si estás interesad@ en desarrollar un comportamiento consciente en tu vida y no sabes cómo ni por dónde empezar. En la Terapia BIOAGLA, te acompañamos en tu proceso de desarrollo y crecimiento personal integral, para que encuentres tu bienestar y puedas superar tus miedos y todas las situaciones de estrés que se presenten en tu vida. 

¿Cómo aprender qué es la ASERTIVIDAD en nuestras relaciones?

La asertividad es una capacidad que se aprende y perfecciona a lo largo de la vida. Hay personas que son más asertivas que otras. Y esto favorece en que las personas asertivas tienen relaciones sanas en su entorno tanto personal como profesional. Y todos sabemos que mantener relaciones constructivas y positivas, afecta directamente en nuestra estabilidad emocional. En ocasiones es necesario la atención u orientación psicológica para comprender nuestro estado emocional y aprender a desarrollar capacidades que solos no somos capaces.

¿Qué es la asertividad?

La asertividad es la capacidad que tenemos las personas de expresar nuestras opiniones, sentimientos, actitudes y deseos, reclamando los propios derechos, haciéndolo en el momento adecuado y con las palabras adecuadas. Es decir, expresarnos de una manera que no afecte a los derechos y estabilidad emocional ni nuestros ni de los demás.

¿Cómo saber si soy asertivo?

Las personas asertivas son personas que se respetan a ellos mismos y también a los demás. Son personas capaces de alcanzar sus objetivos sabiendo exponer cuáles son sus verdades deseos y necesidades, demostrando dignidad, autoconfianza y autorespeto.

Ejemplos cuando no se es asertivo:

  • No saber expresar o mostrar los sentimientos, ya sea de agrado o disgusto por miedo o por falta de autoregulación emocional.
  • Tener miedo al expresar una opinión, hacer una petición o pedir un favor a alguien. O lo contrario, expresar las opiniones o hacer peticiones con actitud irrespetuosa hacia los demás.
  • Tener dificultades a la hora de solucionar problemas y llegar a acuerdos antes de que aparezca el conflicto.
  • No saber aceptar las opiniones negativas tales como la crítica, la queja o el desacuerdo con los demás. Provocando enfados excesivos o sumisión en las actitudes.

En algunos casos no todas las personas son asertivas y esto en muchos casos puede crear malestar con ellos mismos y con los demás. Si no eres una persona asertiva no debes preocuparte, ya que la asertividad al ser una capacidad se puede aprender, practicar y interiorizar sin dejar de ser uno mismo.

Posibles causas por las que una persona no es asertiva

1. Baja autoestima y autoconfianza: cuando te sientes infravalorado ya sea por los demás y/o por ti mismo, esto repercute directamente en tu capacidad para defender tus derechos. Provocando una actitud de continuo miedo, indecisión e inseguridad ante las situaciones y personas que hay en tu vida.

2. Estereotipos en tu vida: algunos roles sociales o culturales están directamente relacionados con conductas no asertivas. Por ejemplo, ciertos puestos de trabajo o el rol tradicional de las mujeres en algunos países. Todavía en muchos lugares y culturas existe el estereotipo de que las mujeres deben ser sumisas mientras que los hombres deben ser agresivos.

3. El estrés: quizás lleves un tiempo demasiado largo soportando una situación en tu vida que hace que sientas que no tienes el control. Es decir, que no puedes hacer nada para cambiar los que te está pasando. En esas situaciones de estrés las personas suelen tener dos tipos de reacciones. Por una parte, puedes actuar sin pensar y terminar expresando las emociones de forma muy agresiva. O por otra parte, te expresas de forma pasiva, como si nada tuviera ya importancia para ti.

4. Personalidad: todas las personas tenemos una tendencia natural a reaccionar de una manera u otra. Pero debemos recordar que la personalidad cambia con nuestras experiencias y aprendizajes, por lo tanto, todo el mundo si se lo propone puede aprender a ser más asertivo.

5. Experiencias de vida: a lo largo de la vida todos aprendemos dentro de una sociedad y cultura que establece los parámetros sociales que son o no son correctos. El entorno familiar es uno de los más importantes ya que es en aquí donde se aprende y moldea gran parte de nuestra personalidad. No es lo mismo un entorno donde siempre has tenido a tu alrededor personas serviciales y complacientes, a un entorno donde las personas eran agresivas y hostiles.

Como podemos ver la asertividad es una capacidad clave para vivir en un entorno de armonía, bienestar y seguridad con nosotros mismos y con las personas que nos rodean. Si necesitas ayuda u orientación psicológica en tu proceso de desarrollo de la asertividad puedes aprender esta capacidad con la Terapia BIOAGLA.

La ANSIEDAD en tiempo del CORONAVIRUS

La Ansiedad es una reacción normal la ansiedad en estos tiempos de confinamiento por el coronavirus. La ansiedad es una respuesta mental a una amenaza que pone en peligro nuestra vida y la de nuestros seres queridos. Pero lo que no debemos es dejar que la ansiedad se apodere de nuestra vida durante el confinamiento. Hoy hablamos sobre la ansiedad en tiempo del Coronavirus.

Pautas psicológicas para reducir la ansiedad

Cuando nos vemos reaccionando con ansiedad ante esta situación de crisis por el Covid-19, es importante para reducir la ansiedad y tener en cuenta algunas “pautas psicológicas” como:

Pensar en positivo

Pensemos que el contagio global está siendo contenido y que en todos los países se han tomado las medidas de prevención y confinamiento para disminuir el brote de la pandemia.

Ser conscientes

No podemos mantener una ansiedad alta y activa durante todo el tiempo que dure el confinamiento. Porque mermaría nuestras respuestas positivas para ayudarnos a quitar la ansiedad y porque también nuestra capacidad Inmunitaria disminuiría.

Cambiar de actitud

Tener en cuenta que el mismo estado de alarma, la sobreinformación y el confinamiento son factores que aumentan tu ansiedad por el coronavirus. Entonces habrá que tomar un cambio de actitud consciente para ayudarte a ti mism@.

Limitar la sobreinformación

Es muy importante que no ha todas horas estés buscando información sobre el tema del Covid-19. Hay que limitar la sobreinformación racionalmente y realizar un sistema de horarios de actividades para realizar en casa por el estado de confinamiento.

Aprender a observar

Pensar en el “aislamiento social” con otra perspectiva, como lo que es, una medida para proteger tu salud y para que no haya más contagios.

Practicar hábitos positivos

Conservar en el confinamiento ciertos hábitos positivos, como realizar ejercicios mirando algún video guía de YouTube, o realizar yoga, leer un buen libro, jugar ajedrez, juegos de mesa, procurando interrelacionarte con toda la familia o con las personas con las que convivas.

Y si vives sol@ también hacerte una rutina de horarios con diferentes actividades a tu gusto para cumplirlas cada día en casa mientras dure el confinamiento.

Saber alimentarse

Recuerda que mantener alto tu sistema inmunitario dependerá mucho de los cuidados en tu alimentación. Y que una alimentación balanceada que tenga vitaminas del complejo B, C, D, E etc., te ayudará a tener mejor tu sistema nervioso, menos ansiedad y más resistencia ante cualquier virus.

Procurar dormir

Mantener un sueño equilibrado es primordial para estar bien. Es decir, dormir entre las 7 a 8 horas continuas. Durante estas horas se trata de descansar totalmente. Para poder conciliar el sueño es bueno no estar el móvil, ni con el ordenador antes de dormir, puesto que la pantalla de luz blanca te quitará el sueño.

Mantener horarios

Durante el día procura organizar tu tiempo y ponerte en contacto con tu entorno, tus familiares cercanos o compañeros de confinamiento. Piensa que tus familiares también te agradecerán la comunicación afectiva que tengas por ellos y tú agradecerás la que tengan por ti.

Si vives sol@ recuerda también organizar tu tiempo con tus actividades diarias y recuerda mantener la comunicación con tu entorno por móvil o Skype con amig@s y/o aquellas personas de tu confianza.

Practicar un Hooby

Puedes durante el confinamiento realizar un hobby o abrirte a aprender alguna nueva competencia que te haga disfrutar y sentirte bien contigo mism@. Son muchas las actividades que se pueden realizar en casa como cocinar, aprender a tocar guitarra o el piano, aprender a dibujar, etc.

Para finalizar nuestro artículo la ansiedad en tiempo del Coronavirus. Es muy importante que tomes en cuenta que, si has sido propens@ a la ansiedad por otras ocasiones, puedes serlo en esta ocasión debido a la actual crisis por el Covid -19. Por lo que debes ayudarte a ti mism@ bajar tu nivel de ansiedad con todas estas pautas psicológicas antes mencionadas y/o a pedir ayuda psicológica si tu caso lo requiere.

¿Qué es la depresión? Síntomas y cómo hacerle frente

¿Qué es la depresión? ¿Cuales son sus síntomas? ¿Cómo superarla? ¿Por qué tengo depresión? ¿Para qué estoy viviendo de esta manera?

“No me entiendo, estoy bien, me río y me divierto, pero en el fondo siento un vacío que no desaparece aunque esté riendo a carcajadas.”Anónimo

A lo largo de la vida las personas se enfrentan a situaciones y experiencias que influyen de forma consciente e inconsciente en la manera de afrontar las circunstancias de la vida. Desde pequeños nos preparamos para vivir en un mundo movido por juicios en donde la persona se siente con el deber de hacer y de cumplir, sin la posibilidad en muchos de los casos de poder elegir.

Las situaciones difíciles como las pérdidas y los cambios drásticos de vida nos enfrentan a un mundo en donde los esquemas que nos hemos formado como individuos de una sociedad se tambalean y se abre una brecha en donde las emociones afligen, entristecen y enfadan. ¿Quien no ha vivido un momento en su vida en donde se sintió desorientado o perdido?

La depresión cambia la anatomía de nuestro cuerpo una situación de estrés repetida, incluso imaginada, cambia o puede cambiar el volumen de nuestro cerebro, del hipocampo en más de un 10% independientemente de la edad que se tenga, es por ello, la importancia de prever o tratar la depresión.

Sentirse abatido y confundido forma parte del proceso de reencuentro con uno mismo y de comprensión de la vida en un proceso de duelo. Pero cuando este proceso se alarga en el tiempo y cada vez se hace más difícil salir de este circulo de emociones y pensamientos en donde nada es positivo o agradable, nos lleva a vivir un estado depresivo clínico.

La depresión cuando no es un diagnóstico clínico grave suele ser un estado de ánimo pasajero. Si en la vida las cosas nos van mal y nos sentimos decaídos, sabemos lo que nos ocurre y podemos hacer algo para cambiar nuestros pensamientos y estado mental. Pero cuando se tiene una depresión clínica no es tan fácil hacer un cambio solo.

Pero cómo saber si se está padeciendo depresión, para ello, es importante identificar las características o síntomas de la depresión, así poder aceptarla y enfrentarla para poder superarla con la ayuda de un profesional si es necesario.

¿Cuales son los síntomas de la depresión?

  1. Anergía: sentimiento de poca energía. Cuando no tienes ganas de hacer nada, incluso no hacer aquellas cosas de las que antes disfrutabas.
  2. Abulía: es cuando se tiene poca motivación para enfrentarse a la vida.
  3. Desesperanza: es cuando vemos la vida de una manera muy oscura o cuando carece absolutamente de sentido, esto hace sentir que la situación sea imposible de poder cambiarla.
  4. Cambios en los hábitos alimenticios: puede aumentar o bajar por completo el apetito.
  5. Aislamiento social: estamos hablando de un aislamiento físico o emocional.
  6. Cambio en el hábito de sueño: puede ser insomnio, es cuando se pierde el sueño o hipersomnía, cuando hay un aumento del sueño y no se puede levantar ni de la cama.
  7. Tristeza constante: sentir constantemente sentimientos de tristeza a lo largo del tiempo.
  8. Pensamientos suicidas: es cuando los pensamientos de querer desaparecer o de no querer existir aparecen y/o se convierten en intentos de querer quitarse la vida.
  9. Llanto recurrente: es cuando se tienen ganas de querer llorar todo el día.
  10. Anhedonia: cuando se deja de disfrutar de las cosas placenteras que antes eran satisfactorias, como comer, pasear, leer, etc.

Hay que tener como mínimo cinco de los síntomas anteriormente expuestos por más de dos semanas. Si te encuentras confundido, abatido, sin esperanza y no sabes cómo encontrar nuevamente el camino, debes pensar que aveces en la vida es importante conocer las limitaciones de cada uno y saber cuando se debe recurrir a la ayuda de un profesional.

Aceptar quienes somos tal y cómo somos es el primer paso para volver a empezar y encontrar el cambio que necesitas en tu vida. La desesperanza y el no puedo estarán siempre, ser valiente no significa no temer o no tener problemas, es aceptarlos y permitirte afrontarlos de forma consciente.

Padecer depresión no es síntoma de debilidad, sino todo lo contrario, es que has sido fuerte durante demasiado tiempo. Al haber vivido un estrés continuo o situaciones difíciles y complicadas como problemas económicos, rupturas familiares, pérdida de un ser querido, pérdida del trabajo, etc., durante un tiempo prolongado pueden ser causas que hayan propiciado padecer una depresión.

Si te sientes identificado con alguno de estos síntomas o conoces a alguien que los esté padeciendo piensa que nada es por casualidad, la vida es un proceso de cambio y la decisión final la tenemos cada uno de nosotros.

“El hombre nunca sabe de lo que es capaz, hasta que lo intenta” Charles Dickens