🟣 Cómo mejorar tu OPTIMISMO

¿Cómo mejorar tu optimismo? ¿Qué significa ser optimista? ¿Cómo puedo llegar a ser optimista? ¿Si soy optimista siempre seré feliz? Encontrar respuestas es el primer paso para aprender a comprendernos.

A lo largo de nuestra vida nos enfrentamos a numerosas circunstancias que nos ponen a prueba y nos hacen plantearnos nuestra vida y hacernos un sinfín de preguntas que en ocasiones encontrar respuesta no resulta tan fácil como parece. Desde que nacemos nos enfrentamos a un número considerado de circunstancias que son las que harán de cada uno de nosotros la persona que somos. Las experiencias vividas unidas a nuestra forma de aprender a ver el mundo es lo que marcará la diferencia de quienes somos y quienes podemos o queremos llegar a ser.

“Un optimista tiene por mente su meta, por palabra su esperanza y por decisión su acción”.

Pilar Coelloh

Todos sabemos que las personas optimistas se levantan por las mañanas con una sonrisa y lo más seguro es que se acuesten con otra, pero y si nos es tan fácil ser optimista o si se está viviendo una situación complicada, como una pérdida, ¿cómo nos debemos enfrentar ante esta circunstancia? acaso debemos sonreír o también nos podemos permitir llorar.

“Ofrécele luz a tu sombra y regálate la claridad en la forma de percibir tu vida”. Pilar Coelloh

Ser optimista no se trata de no aceptar las emociones que nos duelen o nos molestan, como la tristeza, la ira, la envidia. El optimista las reconoce, las acepta, las gestiona y se libera para ser capaz durante el proceso, de reconocerse a sí mismo, valorarse, amarse y respetarse. Después de la tormenta viene la calma, saber afrontar las tormentas de la vida desde una perspectiva basada en el “Ser capaz de” y en el “Yo puedo” marca la diferencia y nos permite tener una perspectiva de vida en donde los fracasos, los errores, las pérdidas y las frustraciones son pruebas, retos, circunstancias y vivencias ante las cuales sentir temor o rabia forman parte de un proceso y después de esa etapa sabremos sentir y experimentar si así lo deseamos la oportunidad de volver a empezar, de volver a intentarlo porque ser optimista es darse la oportunidad de ser quienes somos, aprender de nuestras experiencias y conseguir ser mejores cada día amando lo que somos, amando lo que hacemos y sobre todo agradeciendo y siendo felices.

7 Pasos hacia el  Optimismo

1.  Preguntarnos:

¿Para qué percibir de otra manera mi vida? ¿Para qué estoy viviendo esta experiencia?

2. Aceptar:

Lo imposible solo existe en tu mente”.

3. Reintegrar o perdonar:

“El perdón es la cualidad más humana que nos libera de las cadenas del ego”. Pilar Coelloh

“Cambia tu visión en cómo ves las cosas, solo así encontrarás otros colores en tu vida” Pilar Coelloh.

4. Valorar:

“El poder está dentro de ti”

5. Reinventarnos:

“Si te das cuenta de que tienes conciencia, puedes programar nuevamente tu vida para ser feliz” Pilar Coelloh

6. Agradecer:

Gracias por este instante único, perfecto e irrepetible”.

7. Ser y Estar:

“Se quien quieras ser, haz lo que te gusta hacer, Ve a donde quieras ir, Ama siempre, Vive intensamente y se Feliz en cada presente” DianaH

 Frases para alcanzar el Optimismo:

  1. El día te da muchos motivos para ser feliz, no busques una excusa para hacerlo gris.
  2. Sonríe, hoy es un día excelente para ser quien eres.
  3. Ser grande, no es una cuestión de tamaño sino de actitud.
  4. Hoy voy a conseguir todo lo que me proponga.
  5. Para poder seguir, a veces hay que empezar de nuevo.
  6. Una persona positiva convierte sus problemas en retos nunca en obstáculos.
  7. La felicidad del éxito no se encuentra al final sino durante el camino.
  8. Ser feliz empieza por querer serlo.
  9. Nunca digas que es tarde, siempre hay oportunidades para volver a empezar.
  10. Recuerda que le felicidad no se encuentra, se construye día a día.

Si estás pensando en empezar un tratamiento psicológico ya sea presencial u online te puede interesar:

¿Cuándo ir al psicólogo? ¿Cómo saber si necesitas ayuda psicológica?

¿Cómo elegir un buen psicólogo? 10 claves y consejos

🟣 7 ESTRATÉGIAS para hacer una buena exposición oral

Habitualmente, cuando pensamos que tenemos que realizar una exposición oral resulta frecuente sentir nervios y estrés que acaben afectando al resultado final de nuestra presentación. Existen una serie de pautas que nos ayudaran a aumentar la calidad de nuestras exposiciones y reducir nuestra ansiedad en el momento de enfrentarnos al público. 

Prepara un guión de la presentación:

Crea un esquema donde aparezcan las ideas principales y los puntos que tienes que seguir en el transcurso de tu presentación oral. Es importante que apuntes también las ideas y/o los datos más concretos que no quieres dejar escapar aunque siempre sin perder la idea básica de que el guión es solo un esquema general que nos ayuda a seguir nuestra presentación.

Domina el tema:

Como es lógico es importante tener un conocimiento amplio y extenso del tema de la presentación no solo para sentirse cómodo y espontáneo en la misma, y de esta manera para poder dar respuesta sin problema a alguna de las posibles preguntas que nos realicen al finalizar la exposición.

Practica una buena técnica:

La actitud y las buenas intenciones en una presentación naturalmente que son importantes pero les faltaría algo si no le añadiéramos una buena técnica. Algunas de las técnicas que hacen más atractiva y dinámica una exposición son: hablar en voz alta y segur pero sin gritar ni aparentar excesiva autoridad, acompañar el discurso con el movimiento de manos y una buena expresión en la cara, variar el tono de voz en las frases y/o expresiones que se quieran resaltar, ser breve y no dar demasiados vueltas a un mismo tema y empezar la presentación con una breve introducción de 1 a 2 minutos en la que resumamos toda nuestra conferencia.

Adapta la exposición al público:

Una misma temática e idea se puedes presentar y explicar de muchas formas posible, cada una de ellas depende en gran parte del público al que va dirigido. Es por ello, que resulta muy importante saber y si es posible conocer información sobre las personas que van a recibir nuestra exposición. Algunas de las cosas que hemos de tener en cuenta es el grado de conocimiento del tema que posee el público, el rango de edad y la cantidad de público que va a estar presente en la presentación.

Motiva al público para participar:

El objetivo de cualquier conferencia y exposición es principalmente informar al público de algo y que este quede satisfecho no solo con lo que se presenta sino también con el cómo se presenta. Una de las formas de hacer más dinámicas nuestras sesiones de conferencias es pedir la participación del público sean cuales sean siempre sus características. No existen únicamente sistemas como el de preguntas o hacer salir a la gente al escenario sino que hay otras estrategias donde las personas no se sentirán tan presionadas siendo el centro de atención.

Utiliza material de apoyo:

En el mundo actual de las tecnologías realizar una exposición sin apoyos de ningún tipo puede resultar pesado y algo aburrido. Únicamente los profesionales pueden ser capaces de llegar al público y dinamizar una sesión de más de 20 minutos cuando no reciben apoyo de ningún tipo. Nuestro consejo es que hagas uso de un programa como el Power Point o el Prezi en el que no solo mandas información más dinámica al público reforzando el canal visual sino que también es un buen sistema de apoyo para la propia exposición.

Disfruta de la exposición:

Y como último consejo y pauta y probablemente una de las más importantes, es que disfrutes de tu presentación. Si el público ve que te apasiona el tema, que lo dominas y que los escenarios son lo tuyo sin duda será mucho más sencillo que tengas mayor interés por todo lo que les estás contando.

Si sigues estas pautas para tus próximas presentaciones, estamos seguros de que vas a tener éxito en el resultado a medio plazo y además probablemente el público al que iba dirigido también te lo agradecerá. Mucha Suerte!!!