Identidad Visual ¿Cuál es tu marca personal?

¿Sabes que es lo que transmite tu imagen personal? ¿Qué es lo que deseas transmitir?

Uno de las claves para los profesionales en cualquier sector es saber y conocer cuál es su marca personal, esto quiere decir, qué es lo que transmite en una primera impresión. Cuando realizamos una entrevista de trabajo se evalúa no solo los conocimientos y experiencia de la persona entrevistada sino también se tiene muy presente el impacto que efectúa durante los primeros minutos de la entrevista a nivel de imagen visual, puesto que estos son los que recibe en un primer momento el entrevistador y marcarán la impresión y los resultados.

La imagen personal de cada uno debe moldearse en función de quienes somos y quienes queremos ser, no es lo mismo presentarnos por primera vez en un grupo de amigos que para una entrevista de trabajo, es por ello, que se debe tener muy presente cual es el objetivo y que es lo que queremos transmitir.

Lo primero que tendremos que tener presente es qué tipo de trabajo es el que estoy buscando, ya que cada trabajo requiere de una imagen y un estilo y nuestro objetivo es hacer que esa imagen se integre en nosotros sin dejar de ser quienes somos. Por ejemplo si te presentas para una entrevista como secretaria tu vestimenta y actitudes variarán en cierta medida a si te presentas como policía o profesora.

Teniendo presente cual es el trabajo que buscamos el segundo paso es conocerse a uno mismo. No solo se trata de sentirse bien un día porque ese día te ves perfecto, sino aprender aceptarte en todas tus facetas con respeto, amor y paciencia. No todos los días estás al cien por cien y es por ello que si te conoces bien a ti mismo sabrás como afrontar aquellos días donde nada te queda bien y precisamente tienes una entrevista de trabajo muy importante.

Para evitar este tipo de inconvenientes te recomiendo dos tipos de actividades muy prácticas que por una parte te permitirán conocerte mejor a ti mismo y por otra aprenderás a corregir aquellos aspectos de tu persona que están ligados a tu lenguaje no verbal y lenguaje corporal. Estas dos actividades son: 1) tomate fotografías hasta que sientas que sales justo como quieres que te vean y transmites aquello que tú querías. 2) la otra actividad es que te graves, esto te permitirá conocer cuáles son tus gestos cuando hablas, el tono de voz, etc.

Estas dos técnicas son muy importantes porque tenemos que saber que no existe un alfabeto visual que nos dice con exactitud cómo transmitir algo en concreto puesto que eso depende de cada uno, de cómo somos. Además cuando adquieres la capacidad de percepción y de observación analítica esto te permite fluir y transmitir y para ello lo primero que hay que hacer es dedicar tiempo.

Por lo tanto, es importante que como profesional tengas siempre presente que la imagen personal suma si es la adecuada y ese es tu objetivo, conseguir aquello que tú deseas, no permitas que tu imagen no te deje alcanzar aquel puesto de trabajo por el que te has capacitado y estás preparado.

5 Trucos para mejorar la Imagen Personal en una entrevista de trabajo

  1. Viste con colores de gamas intermedias, que no sean apagados como el color beige claro o grises opacos, ni rosas fuertes o rojos. Es importante también tener presente el tipo de pigmentación, elegir colores acordes al tipo de piel de cada uno. También es importante elegir el uniforme de trabajo el día antes, así estarás menos estresado y nervioso.
  2. Una hora antes de una entrevista se recomienda comer algo de fruta o barritas energéticas, ya que realizar una entrevista requiere que la persona esté alerta y atenta. Lo mejor es comer uno o dos plátanos y masticar varias veces para que el proceso de digestión sea el adecuado.
  3. Los complementos deben ser discretos y acordes a la vestimenta, no llevar complementos demasiado llamativos, ni grandes.
  4. La postura corporal debe ser flexible pero erguida, esto quiere decir, que la espalda debe estar bien recta pero no rígida, la respiración debe ser pausada y suave,  el movimiento de las manos debe estar acorde con las pausas sin ser demasiado exagerados.
  5. La modulación de la voz tiene que ser elocuente, las pausas son muy importantes ni muy largas ni muy cortas. La entonación debe ser melódica con pequeños cambios de nivel de voz.

Debemos recordar que los detalles son muy importantes y no dejar nada a la suerte, una buena entrevista requiere de unas buenas habilidades de comunicación trabajadas, estar cómodos con lo que vestimos y una predisposición optimista. Ánimos y mucha suerte.