Saber negociar en tiempos de crisis

Negociar es una técnica clave que utilizamos a lo largo de nuestra vida, mediante una comunicación asertiva y con los conocimientos adecuados sobre el lenguaje verbal y no verbal las negociaciones se convierten en una situación óptima para conseguir los mejores beneficios.

Negociar para muchas personas supone un reto puesto que el objetivo es poder conseguir un propósito final mediante un acuerdo en donde ambas partes salgan ganando. Si las personas negociadoras tienen presente que en una negociación ambas partes deben salir beneficiadas, el proceso y el resultado final será productivo. En tiempos de crisis pensamos que las negociaciones se tornan más tensas y complicadas, pero es importante recordar que los elementos claves que encauzan una negociación son las personas, es decir, su actitud.

La actitud de cada persona es lo que marca la diferencia para alcanzar cualquier objetivo propuesto. Todos sabemos que el “no” ya viene por sentado, nuestro objetivo es conseguir un “si” a nuestra meta. Para poder desarrollarnos de la manera correcta deberemos tener bien claro desde un principio que es lo que queremos conseguir mediante la negociación.

Negociamos durante toda la vida y en nuestros diferentes roles, ya sea como padres, como hijos, hermanos, amigos, trabajadores, jefes, etc. Negociamos continuamente con los demás y con nosotros mismos. Esta actitud de negociar la desarrollamos desde bien niños cuando empezamos a interrelacionarnos con los demás. Y a medida que pasan los años vamos interiorizando las creencias potenciadoras o limitantes que se establecen como experiencias de vida y se trasforman en pautas de conducta futuras.

Es por ello, que negociar es una técnica que debemos de conocer y comprender, puesto que toda técnica tiene las herramientas adecuadas  para poder hacer de su uso una oportunidad de logro de objetivos. De esta manera deberemos de conocer cuáles son nuestras pautas negociadoras correctas y cuáles son aquellas pautas que debemos corregir para hacer de nuestras negociaciones una experiencia de desarrollo proactivo.