Estrategias para padres ¿Cómo fortalecer el carácter de los niños?

¿Cómo fortalecer el carácter de mis hijos? ¿Cuáles son los beneficios de fortalecer el carácter de mis hijos? Cómo padres hay un gran interés en la crianza de los hijos para hacerlo de una manera asertiva, donde los vínculos familiares, los valores, el respeto y el amor son fundamentales para el desarrollo adecuado de los hijos.

Cada niño es todo un mundo de experiencias en sí mismo. Desde el momento de su gestación, el niño se crea y crece, todos los estímulos que le rodean influyen en su desarrollo y cómo padres hay que tener la responsabilidad y los conocimientos precisos para poder acompañar a los hijos y ser guías en su crecimiento para enseñarles a tomar las decisiones adecuadas a lo largo de su vida, con el objetivo de que aprendan a ser autoresponsables viviendo una vida feliz y responsable.

En la actualidad los niños se enfrentan a grandes cantidades de información continuamente desde que son pequeños, cada vez hay más vehículos de información directos o indirectos, como son la familia, la escuela, la sociedad, la televisión, el internet, etc. y en muchos de los casos habrá veces que los padres no estén presentes cuando el niño haya adquirido una experiencia nueva o diferente donde la curiosidad es una fuente de aprendizaje.

Los niños crecen mucho más rápido de lo que los padres en ocasiones son conscientes, esto quiere decir, que el tiempo transcurre sin esperar a nadie, y ser padres es una tarea que empieza desde el mismo momento en que eres conocedor de la noticia. Como padres la educación de los hijos es un fundamento clave para hacer de ellos personas felices y realizadas en las diferentes facetas y roles de la vida.

Ser un buen padre empieza con la intención, continua con la práctica y nunca finaliza. Lo importante es que como padres tomemos consciencia de la responsabilidad, aprendamos de los errores y  pomos en práctica aquellos conocimientos que permitan formar, educar y enseñar a los hijos desde el amor, el respeto, la comunicación, la confianza, la motivación y la coherencia.

5 estrategias claves para fortalecer el carácter de los niños

  1. Crea vínculos afectivos estables: los vínculos de relaciones son fundamentales para el desarrollo de los niños desde su infancia hasta su edad adulta. Un niño feliz es aquel que desde bebé se ha sentido amado, protegido y seguro.
  2. La comunicación continua: cuando los niños son pequeños la comunicación suele ser mucho más fluida que en las edades posteriores como son la adolescencia. Los niños de por si están llenos de curiosidad y preguntan constantemente a los adultos para aprender y descubrir. Cuando van creciendo se van distanciando paulatinamente de la figura adulta que representa los límites para descubrir por ellos mismos. Por ello, como padres hay que ser conscientes de las diferentes etapas de los hijos para poder actuar de la mejor manera en función de sus necesidades, de esta forma acompañar al hijo en sus descubrimientos de la vida mediante la comunicación asertiva, basada en la escucha.
  3. Criar con valores: los valores se enseñan desde la niñez, amar a los demás, respetar la naturaleza, compartir, perdonar, etc. cada uno de los valores formarán parte de la esencia vital del futuro adulto en quien se conviertan los niños del presente.  Cada padre y madre debe ser responsable de ello, y a partir de la enseñanza y el buen ejemplo ser un canal de aprendizaje.
  4. Creer en ellos: cada niño es diferente y único, tienen sus defectos y sus virtudes. Como padres hay que conocer a los hijos y acompañarlos en sus retos, en sus derrotas y en sus logros. Los niños que crecen en una familia donde creen en ellos, son niños fuertes, con autoestima, capaces de superar los miedos y corregir sus errores, porque saben que no estarán solos.
  5. La importancia de las responsabilidades: desde pequeños a los niños hay que enseñarles que cumplir con las responsabilidades es muy importante. Los niños deben comprender que cada acto que hagan tiene una repercusión, que ellos son los responsable de su vida y por ello deben aprender que las elecciones que tomen deben ser hacerse de la conciencia. Ser autoresponsable es autocomprometerse con uno mismo y esto se debe aprender desde que uno es un niño, de esta manera a la edad adulta ser responsable formará parte de sí mismo.

Si eres padre o madre recuerda que el amor es la estrategia clave para fortalecer el carácter de los niños. Los hijos crecen y en su desarrollo aprenden, se equivocan y continúan creciendo, en este desarrollo los hijos pasan por diferentes etapas unas mejores que otras, lo importante es que como padres sepamos cual es el rol y la responsabilidad que cada uno tiene.