El poder sanador de los cristales

El poder sanador de los cristales es una forma de terapia ancestral que a lo largo de los años este conocimiento se ha ido compartiendo y extendiendo por el mundo. Cada piedra transmite una vibración, es decir, una energía, que permite a la persona sincronizar con esta energía y restablecer su estado de salud físico, mental y espiritual.

¿Qué son los cristales?

Un cristal es un cuerpo sólido con una forma geométrica que se ha creado hace millones de años. En su estructura lleva impreso el ADN de la tierra, contiene los registros del desarrollo de la tierra, por lo tanto, los cristales son portadores de información, de una energía vibracional poderosa. Cada cristal tiene es una fuente diferente de energía y permite curar diferentes síntomas que esté viviendo una persona.

¿Cómo curan los cristales?

Los cristales se han utilizado durante miles de años para curar y dar equilibrio. Los cristales funcionan mediante su vibración energética y para poder utilizar esta resonancia de energía para el beneficio de la sanación es necesario conocer las propiedades de cada una de las piedras para poder sintonizar con ellas.

Los cristales curan de forma integral a las personas, es decir, los diferentes cuerpos de cada uno, como son el físico, mental, emocional y espiritual. El trabajo que hacen los cristales consiste en realinear las energías sutiles y disolver las alteraciones, reequilibrando y activando los puntos de los chacras, para alcanzar el bienestar y equilibrio.

¿Cómo utilizar los cristales para la sanación?

Los cristales se pueden utilizar de diversas formas, por una parte se pueden utilizar durante una sesión de sanación de manera consciente colocando la piedra alrededor del cuerpo durante un periodo de tiempo entre 10 a 30 minutos. De esta manera la piedra podar ejercer su efecto estimulando los puntos vibracionales de la zona en particular y de todo el cuerpo en general.

Además, también es posible llevar las piedras o cristales ya sea en el bolso, o como un accesorio o complemento. De esta forma por ejemplo si nos sentimos más agotados o cansados de lo habitual, podemos llevar con nosotros un cristal de cuarzo rosa que nos ayudará a sentirnos mejor por sus características sanadoras relacionadas  a estimular y activar las capacidades curativas de las personas.

Es importante saber que cada piedra o cristal tiene sus propias características curativas y dependiendo de la dolencia o síntoma sea mejor un cristal u otro.

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.